¿Cómo pueden beneficiarse los niños con células madre troncales mesenquimales?

3 octubre, 2020

Muchos de los pacientes del Dr. Juan Manuel Ortega Van Beusekom son adultos con problemas de salud, sin embargo, el tratamiento con células madre troncales mesenquimales obtenidas de placenta y envoltura de cordón umbilical también puede aplicarse a niños con excelente salud. Hay diversas razones por las que es conveniente para mejorar su calidad de vida y que mencionaremos a continuación.

Múltiples beneficios para los pequeños

Para los niños se utilizan células madre europeas obtenidas en el laboratorio Renovacell. Con ellas se busca aumentar sus defensas y la activación de los linfocitos T y natural killer, para combatir de forma rápida cualquier virus o microorganismo que ingrese a su cuerpo, además, les ayuda a crecer ya que estimula la secreción de hormonas de crecimiento de manera endógena.

Cuando los pequeños se enferman mucho, las células madre que pueden ayudar a infantes con autismo son una alternativa frente a tratamientos convencionales como medicamentos e incluso cirugías. El tratamiento se realiza mediante inyecciones intravenosas, lo que puede causar temor en los niños, sin embargo, no son dolorosas y el Dr. Van Beusekom les trata de forma especial para que sean valientes, además, les convence de que vale la pena enfrentar ligeras molestias para obtener grandes beneficios.

En teoría el cuerpo comienza a decaer después de los 20 años, sin embargo, con el tratamiento de células madre se ralentiza el proceso e incluso lucirán muy jóvenes cuando lleguen a los 30 años. Los padres se sentirán muy satisfechos con los resultados ya que se ha demostrado que la terapia celular produce neuroprotección y neurogénesis, lo que impacta en su educación ya que se vuelven más listos, realizan conexiones lógicas más complejas, aumenta su concentración, la adquisición de nuevas habilidades y elimina la plasticidad cerebral.

Las células madre que pueden tratar la degeneración del disco intervertebral también ayudan en las articulaciones y ligamentos de los niños, y los protege de accidentes mientras juegan. Ayudan en el óptimo desarrollo de su sistema nervioso central. Si los niños tienen problemas en sus órganos, las células madre troncales mesenquimales son buena opción por sus funciones regenerativas y les ofrecen más energía, vitalidad e inmunomodulación para evitar problemas inflamatorios o infecciones.

La terapia con células madre también es una alternativa cada vez más usada en niños con autismo. La complejidad de los trastornos autistas ha vuelto difícil encontrar un tratamiento estándar. Se suma a ello la imposibilidad de una cura, sin embargo, investigadores estadounidenses han descubierto que la terapia celular libera proteínas bajo condiciones específicas que estimulan funciones del sistema nervioso central y propician las conexiones neuronales, lo que ayuda a que los niños autistas se desenvuelvan mejor y aumente su calidad de vida.

El procedimiento es seguro y dura menos de una hora. La terapia celular también incrementa los niveles de estamina y hormona de crecimiento, lo que evita decaimientos, estrés, fatiga, etcétera. Ayuda en la regulación del sistema nervioso autónomo, angiogénesis y es útil si los niños han heredado alguna enfermedad del sistema nervioso periférico y central.

Si desean que sus hijos crezcan sano y tengan una excelente calidad de vida y desempeño acudan con el Dr. Juan Manuel Ortega Van Beusekom, que dirige una de las mejores clínicas de células madre en México. Comuníquense al (55) 5573 0824, (55) 4363 9783 o visiten su consultorio en Zapotecas #24, Pedregal de las Águilas, alcaldía Tlalpan, CDMX.