Estudio busca demostrar que es posible tratar las tendinopatías con células madre

15 agosto, 2020

La tendinopatía es una condición frecuente para que no hay un tratamiento convencional que sea efectivo. Algunos que sufrieron esta condición piensan que se curaron por completo al recibir alguno de los tratamientos, sin embargo, solo se redujeron sus síntomas, ya que no se enfocan en regenerar el tendón dañado. El implante de células madre mesenquimales parece arrojar esperanza, gracias a su potencial regenerativo.

Ensayo clínico arroja esperanza para tratar la tendinopatía con células madre

Las terapias convencionales para las tendinopatías recurren a diversas técnicas, por ejemplo, uso de antiinflamatorios no esteroideos, ortesis estabilizadoras, fisioterapia, reposo e infiltraciones de corticoides. Ofrecen notables resultados, pero no son suficientes. Otro método con un poco más de efectividad es el plasma rico en plaquetas, sin embargo, no ayuda realmente a reparar los tejidos en comparación con el implante de células madre.

Se autorizó en el 2018 el primer ensayo clínico en humanos de un tratamiento con células madre mesenquimales extraídas de la médula ósea, de las que ya se conocía su funcionamiento para sanar la osteoartritis. La autorización fue dada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y el Comité de Ética e Ensayos Clínicos con Medicamentos. Su objetivo principal es buscar una solución para los daños en el tendón rotuliano y, con base en los resultados, ampliar su aplicación al resto de tendinopatías.

El implante de células madre es dirigido por los doctores Luís Orozco y Robert Soler, quienes estuvieron a cargo del Instituto de Terapia Regenerativa Tisular. Cuentan con la participación de especialistas como el Dr. Gil Rodas, de los servicios médicos del Club Barcelona, entre otros. El motivo de su búsqueda se basa en la certeza de que las células mesenquimales expandidas, además de tener efectos antiinflamatorios, han demostrado regenerar tejidos como el cartílago.

Hay estudios previos que sirven de base para este ensayo clínico y que demostraron que las células madre son una alternativa para la sanación. Los expertos a cargo señalan más de doce investigaciones que han comprobado su efectividad en lesiones óseas y de disco invertebral, además, hay bases experimentales a partir de modelos animales, en los que se corroboró que la terapia celular cura y regenera el tendón rotuliano.

El ensayo se comparará con los resultados obtenidos con el plasma rico en plaquetas (PRP). Recurrirá una muestra de 20 personas dividida en dos grupos. El primero recibirá el PRP mientras que el segundo recibirá la terapia con células madre. Ninguno de los pacientes sabrá con certeza el tratamiento que recibirá durante seis meses.

El ensayo se dividirá en dos fases: en la primera serán confrontadas la terapia celular y el plasma y en la segunda, que es abierta, se revisará si las personas que no mejoraron con el PRP pueden mejorar con las células mesenquimales. Para su realización utilizarán tecnología avanzada, que permite analizar con profundidad la terapia celular, y la obtención de datos de las mejorías de la lesión, entre la que destacan la resonancia magnética nuclear T2, la novedosa ecografía Ultra Tendos Characterization, y las pruebas para evaluar los malestares.

Esperamos aún sus resultados, los cuales probablemente sean exitosos debido a que ya se conoce el potencial de las células madre para tratar las articulaciones. Si presentan, mientras tanto, algún problema articular en el que ya se haya aprobado el uso de células madre en México, marquen al Dr. Juan Manuel Ortega Van Beusekom al (55) 4363 9783, (55) 5573 0824 o completen el formulario para agendar una cita.