Estudio revela que las células del cordón umbilical pueden tratar la diabetes tipo II

La diabetes mellitus tipo II es una condición cuyas cifras no cesan de crecer y es una de las principales causas de muerte en nuestro país por diversos factores, por ejemplo, nuestros malos hábitos alimenticios, falta de actividad física y predisposición genética. Para tratarla se recurre a diversos tratamientos como la administración de insulina, cambios en la dieta, inmunosupresores y autoantígenos, sin embargo, en muchos casos no son suficientes para frenar sus complicaciones. La terapia de células madre para diabetes, por fortuna, puede auxiliar a los afectados, lo cual respaldan muchos estudios, por ejemplo, uno realizado con células madre mesenquimales de la gelatina de Wharton.

Las células mesenquimales del cordón umbilical son excelentes para tratar la diabetes

Los estudios para tratar la diabetes mellitus tipo II con la terapia con células madre son cada vez más abundantes, lo que arroja esperanzas para quienes la padecen y cuyo control es complicado. Uno de ellos es el realizado por diversos especialistas de instituciones afiliadas a la Universidad de Qingdao, entre los que destacan Jianxia Hu, Caihong Guo y Fang Wang.

El estudio evaluó la seguridad y eficacia a largo plazo de la terapia con células madre para diabetes del tipo mesenquimal extraídas de la gelatina de Wharton del cordón umbilical en pacientes con diabetes mellitus tipo II. Participaron 61 afectados divididos al azar en dos grupos.

Los pacientes del primer grupo fueron sometidos en dos ocasiones a trasplantes intravenosos de células madre mesenquimales que poseen diversas funcionalidades, mientras que los del segundo grupo recibieron una solución salina normal como tratamiento de control. Los especialistas dieron seguimiento a cada grupo durante 36 meses, en los que registraron y evaluaron los resultados de los exámenes clínicos y de laboratorio y sus efectos adversos.

Diversos aspectos mejoraron considerablemente en los pacientes durante los 36 meses en los que recibieron el tratamiento con células madre para diabetes, en comparación con los del grupo dos, por ejemplo, péptido C, glucemia, incidencia de complicaciones, hemoglobina, y evaluación del modelo de homeostasis de la función de las células β de los islotes del páncreas.

Los resultados demostraron que la terapia con células madre del cordón umbilical pueden tratar la diabetes y ayudar en diversos aspectos difíciles de regular con tratamientos convencionales, por ejemplo, incidencia de dificultades, como ulceraciones, problemas oculares, entre otros; sin embargo, los mecanismos por lo que ocurren las mejoras aún deben determinarse.

Las terapia de células madre en México han avanzado notablemente. Son cada vez más las personas con diabetes mellitus tipo II que recurren a ella, gracias a que ralentiza la progresión de este problema para el que por desgracia aún no existe cura. Puede garantizarse pese a ello un control óptimo y evitar que los niveles de hemoglobina glucosilada superen el 8%.

Si bien las células madre mesenquimales son un método alópata de gran ayuda, es importante que se combine con tratamientos adicionales para mejorar su efectividad, por ejemplo, actividad física y cambios en la alimentación. El seguimiento de un experto es también importante, por lo que deben acudir con personal certificado y con amplia trayectoria para establecer vínculos de confianza.

En la clínica del Dr. Juan Manuel Ortega Van Beusekom encontrarán el respaldo de un experto reconocido en el país por sus tratamientos celulares. Si desean más información sobre sus servicios para tratar la diabetes mellitus tipo II, marquen al (55) 4363 9783, (55) 5573 0824 o visítenlo en Zapotecas #24, Pedregal de las Águilas, alcaldía Tlalpan, CDMX.