Investigación reciente revela que el lupus puede tratarse con células madre

El lupus es una enfermedad sistémica que se produce cuando el sistema inmune ataca a órganos y tejidos. Se trata de una enfermedad de suma gravedad que puede provocar síntomas como fiebre, fatiga, lesiones cutáneas, condición de Raynaud, problemas para respirar, entre otros. Se trata de un problema difícil de tratar, para lo cual se utilizan medicamentos antiinflamatorios y esteroideos, cambios en los hábitos y la alimentación. Un estudio reciente ha demostrado que la terapia con células madre mesenquimales puede ayudar en casos de gravedad.

Las células madre ofrecen esperanza a pacientes con lupus

El lupus es una enfermedad crónica que requiere de constantes seguimientos y atención temprana antes de que se presenten sus complicaciones, por ejemplo, los daños de gravedad en los órganos vitales. Evoluciona por brotes y es posible que llegue un momento en el que los pacientes ya no reaccionen al tratamiento convencional, lo cual supone un verdadero problema. Por fortuna, especialistas del Hospital Clínico Universitario de Valladolid y del Instituto de Biología y Genética Molecular han demostrados que la terapia con células madre puede ser la solución en tales casos.

Los investigadores aplicaron esta alternativa para la sanación a tres pacientes con lupus erimatoso sistémico con daños en el riñón que no mostraban respuestas positivas al recibir los tratamientos convencionales. Presentaban más de dos décadas de evolución donde la enfermedad había progresado de manera considerable. Ya se habían dado estudios anteriores en personas y animales que sugerían el potencial de las células mesenquimales para tratar el lupus, pues se sospecha desde hace tiempo que la enfermedad puede derivar de alteraciones en el tejido mesenquimal que se encarga de la formación de cartílagos, huesos y músculos.

Los investigadores conocían la vasta literatura, especialmente procedente de China, que señalaba información prometedora sobre el implante celular, también usado para tratar lesiones deportivas, lo que les ayudo a preparar a los tres pacientes. El trabajo que realizaron se publicó en la revista Lupus y se resaltó el daño renal debido a que las pruebas sencillas y concluyentes para determinar la efectividad de la terapia se efectúan mediante la orina para corroborar la pérdida de proteínas.

La terapia con células madre consistió en la administración endovenosa de más de 90 millones de células cuando los pacientes no respondían a los tratamientos previos y se hallaban en pleno brote. Posteriormente, se efectuó un seguimiento con la medición de diversos parámetros generales y específicos del riñón después de varios meses de tratamiento. En todos los pacientes el brote frenó y se mostraron óptimos resultados, lo que permitió la reducción de medicamentos entre 50 y 90%.

El lupus es una enfermedad autoinmune debido a la confusión generada en el sistema inmune que no diferencia entre los antígenos celulares y los extraños, lo que produce inflamaciones y daños en los tejidos. Ocurre especialmente en las mujeres y puede presentarse en brotes que afectan distintos órganos, por ejemplo, riñones, piel, corazón, articulaciones y pulmones. Es importante su detección temprana y la aplicación de células madre en México para evitar su deterioro progresivo y la necesidad de administraciones celulares más altas.

Si desean que recibir un trasplante con ayuda de un experto para tratar el lupus, visiten al Dr. Juan Manuel Ortega Van Beusekom que dirige una de las mejores clínicas de células madre en México. Marquen al (55) 4363 9783 y (55) 5573 0824 para agendar una cita.