Lo que deben saber sobre la terapia con células madre para hombros y rodillas

La terapia con células madre es cada vez más solicitadas para el tratamiento de diversas afecciones y partes del cuerpo, entre las que destacan hombros y rodillas. Ha recurrido a ella un porcentaje considerable de pacientes por problemas en ambas articulaciones y es de las más estimadas en la actualidad. Ha demostrado también una mayor efectividad frente a otras alternativas como la cirugía y la inyección de plaquetas.

La terapia con células madre y la medicina regenerativa

El cuerpo tiene el potencial de sanarse a sí mismo y de contener los recursos necesarios para lograrlo. Los especialistas en medicina regenerativa basan sus prácticas en esta idea y recurren a métodos más amigables para tratar lesiones difíciles en hombros y rodillas. La terapia regenerativa con células madre es un ejemplo que ha demostrado ser efectivo para devolverle a ambas articulaciones su motricidad y eliminar los dolores.

La terapia con células madre es comprendida por una rama conocida como medicina regenerativa, la cual incluye diversos métodos de biología molecular e ingeniería de tejidos para remplazar o regenerar células, tejidos y órganos y restablecer su funcionamiento. Se trata de la técnica más conocida y la más prometedora para tratar una enorme variedad de condiciones. Utiliza células inmaduras y de renovación automática presentes en la placenta y gelatina de Wharton.

Ayuda a las personas a recuperarse de forma más rápida y natural y evitar la cirugía u otros tratamientos de mínima invasión. La utilizan para reparar progresivamente los tejidos articulares dañados por lesiones o por la edad. Cualquier persona puede someterse a ella, desde jóvenes, deportistas, adultos mayores, además, es cada vez más accesible.

Muchos consideran que es reciente, sin embargo, se utiliza desde hace décadas en los países desarrollados para tratar problemas articulares ligeros y graves. Las investigaciones han mejorado las técnicas y tecnologías por lo que actualmente puede aliviar los problemas ortopédicos de los mexicanos sin las complicaciones implicadas en otras terapias.

¿Cómo funciona?

Los especialistas tratan las lesiones articulares con un tipo celular que se encuentra en la placenta y gelatina de Wharton. Tiene el potencial de multiplicarse con facilidad y dar lugar a diversas células estructurales como huesos, músculos, tendones, ligamentos, cartílago y grasas, por tal motivo, es sumamente útil para los daños en hombros y rodillas.

La aplicación es sencilla, sin embargo, es importante acudir a clínicas de células madre en México cuyo personal tenga cédula profesional, reconocimiento de la Sociedad Latinoamericana de Células Madre y que utilicen materiales de laboratorios con permisos de COFEPRIS. Los pacientes, al llegar al consultorio, son sometidos a una inyección de material celular en dosis precisas en la rodilla u hombro dañado, aunque también puede aplicarse para tratar los codos y muñecas. La terapia ha avanzado notablemente y ya no es necesaria la extracción de células de los huesos del paciente.

La terapia con células madre se usa rodillas para tratar los dolores derivados de desgarros de meniscos, artritis, roturas de ligamentos cruzados anteriores, problemas degenerativos y uso excesivo. Su uso en el hombro ayuda a mejorar roturas del manguito de los rotadores, roturas de labrum, artritis, entre otras lesiones. Las dificultades crónicas en ambas articulaciones que no presentan mejorías con tratamientos conservadores y no quirúrgico, como la fisioterapia, son candidatas para la regeneración células madre.

La recuperación es más rápida en comparación con los tratamientos invasivos, por lo que vale la pena que la consideren. La mayoría de los pacientes recupera su flexibilidad al descansar tras la inyección e incluso los que realizan actividades atléticas o de alta demanda física se muestran encantados con los resultados.

Si presentan lesiones de hombro y rodilla y desean recibir el mejor tratamiento con células madre en México, marquen al (55) 4363 9783, (55) 5573 0824 o visiten la clínica que dirige el Dr. Juan Manuel Ortega Van Beusekom ubicada en Zapotecas #24, Pedregal de las Águilas, Alcaldía Tlalpan, CDMX.