¿Qué complicaciones pueden prevenirse si se trata la diabetes con células madre?

La diabetes es una enfermedad que aqueja a muchos mexicanos actualmente, y que no cesa de crecer pese a las campañas emprendidas para disminuir los casos. Quienes se encuentran en las primeras fases de esta enfermedad tienen que cuidarse mucho, ya que pueden ocurrir complicaciones graves. Las soluciones convencionales suelen ser poco efectivas; sin embargo, con la terapia de células madre para diabetes es posible mantener a raya muchas enfermedades asociadas.

Las células madre juegan un papel crucial en la prevención

La diabetes es una enfermedad que aumenta los niveles de glucosa de la sangre y deriva en muchas complicaciones. Lo recomendable es que se tomen medidas estrictas en la primera fase, sin embargo, a muchos les resulta imposible mantener niveles menores de azúcar a través de los métodos recomendados, como cambios en los hábitos alimenticios, uso de autoantígenos e inmunosupresores. Cuando no funcionan, que es en la mayoría de los casos, pueden optar por un tratamiento de células madre para controlar la diabetes con efectividad.

El azúcar, con el paso de los años, se acumula y causa una gran variedad de problemas para los ojos, nervios, riñones, piel y corazón. Si bien es preferible prevenirlo, pueden tratarse con la terapia de células madre para diabetes que permite detener su avance, regenerar los órganos dañados y su funcionamiento. Las condiciones que pueden prevenir en una clínica, como la del Dr. Juan Manuel Ortega Van Beusekom, son:

  • Problemas para ver, especialmente durante las noches, y molestias ante la luz que pueden derivar en retinopatía y ceguera total. La terapia de células madre es una opción muy solicitada para revertir enfermedades oculares.
  • Ulceraciones en la piel y, especialmente, en los pies que pueden derivar en amputaciones de dedos, pies y pierna si no se tratan. Puede causar también infecciones.
  • Pueden, mediante la terapia de células madre, tener un control óptimo de colesterol y la presión arterial para reducir el riesgo de ataques cardiacos o accidentes cardiovasculares.
  • Daños en el sistema nervioso que puede causar pérdida de la sensibilidad, ardores, hormigueos o problemas de sexualidad.
  • Daños en los riñones que evitan que funcionen adecuadamente e incluso inutilizarlos, por lo que se requieren trasplantes o diálisis. Se trata de un problema cuya regeneración también es posible con la terapia con células madre.
  • La diabetes puede causar problemas psicológicos, como depresión o demencia.
  • Problemas óseos como la osteoporosis.

Las células madre mesenquimales presentan propiedades inmunológicas y permiten regular la diabetes y mantener los niveles de hemoglobina glucosilada entre 6 y 8%, óptimos para evitar el desarrollo de complicaciones. Funciona tanto para la prevención de la diabetes tipo I y II por sus niveles diferenciales de moléculas coestimuladoras negativas, secreción de citosinas y efectos antiinflamatorios muy ventajosos para quienes tienen susceptibilidad genética. Permiten que los pacientes con diabetes tipo II tengan una mejor calidad de vida y evita consecuencias como la caída de cabello y, en el peor de los casos, las complicaciones enlistadas.

Si desean conocer más sobre la manera en que la terapia celular puede ayudar en las diversas fases de diabetes mellitus y recibir sus beneficios, visiten al Dr. Juan Manuel Ortega Van Beusekom, líder de una de las mejores clínicas de células madre en México. Comuníquense al (55) 4363 9783, (55) 5573 0824 o visítenlo en Zapotecas #24, Pedregal de las Águilas, alcaldía Tlalpan, CDMX.