logo células madre

Tratamiento con células madre en México

El Dr. Juan Manuel Ortega Van Beusekom, se especializa en el desarrollo de opciones de tratamiento con células madre en México para padecimientos como diabetes, insuficiencia renal, cirrosis hepática, Alzheimer, Parkinson, artritis, fibromialgia, fatiga crónica, esclerosis múltiple, lupus, neuropatía, distrofia muscular,  leptospirosis, entre otras.

Con más de 16 años de experiencia en ofrecer tratamientos y terapias de medicina moderna, hoy en día contamos con los protocolos o métodos de aplicación con mayor eficacia a nivel nacional y mundial.  Los que se ve reflejado en el alto índice de satisfacción de nuestros pacientes.

La presencia de células progenitoras en la médula ósea diferenciadas del hueso fue identificada hace más de un siglo. Su desarrollo se dio gracias a las observaciones de Friedenstein y sus colegas, quienes notaron el potencial clonogénico de las células similares a fibroblastos residentes de la médula ósea.

A través del cultivo de médula ósea en placas de cultivo de plástico descartaron las células madre hematopoyéticas no adherentes e identificaron las adherentes o fibroblastos de unidades de colonia, estas últimas fueron presentadas por Owen como células estromales mesenquimales.

Fue a principios de la década de 1980 que se introdujo el término de células madre mesenquimales y desde entonces ha crecido la investigación sobre ellas por su potencial en explotación terapéutica.

Las células madre mesenquimales son células progenitoras autorrenovables con el potencial de diferenciarse en varios linajes: las de médula ósea son consideradas una población rara de células que son del 0.001 al 0.01% del total de células nucleadas, tan sólo diez veces menos abundantes que las células madre hematopoyéticas, pero pueden crecer y expandirse fácilmente en cultivo.

Si bien, la mayoría de los estudios sobre células madre disponibles actualmente proviene de las células de médula ósea, recientemente su estudio se ha expandido a las células derivadas de todos los tejidos, incluyendo músculos, tejido adiposo y placenta y gelatina de wharton. Cabe mencionar que considerar el origen de las células madre mesenquimales puede definir su aplicación y características funcionales.

Los criterios principales utilizados actualmente para caracterizar e identificar las células madre mesenquimales son su capacidad de autorrenovación y diferenciación en tejidos de origen mesodérmico, combinados con la falta de expresión de ciertas moléculas hematopoyéticas. Debido a su plasticidad en el desarrollo, la noción de intervención terapéutica basada en células madre mesenquimales se ha convertido en una estrategia emergente para el reemplazo de tejidos lesionados.

También se ha observado que las células madre mesenquimales poseen la capacidad de impartir profundos efectos inmunomoduladores. De hecho, algunas de las observaciones iniciales con respecto a la protección de células madre mesenquimales contra la lesión tisular, que alguna vez se pensó mediada por la regeneración tisular, pueden resultar de la inmunomodulación.

Mientras que los mecanismos exactos subyacentes a las funciones inmunomoduladores de células madre mesenquimales en gran parte continúan siendo desconocidos, estas células han sido explotadas en una variedad de ensayos clínicos destinados a reducir la carga de enfermedades inmunomediadas.

Para su aislamiento es importante tener en cuenta que no existe un conjunto universalmente acordado o un marcador singular específico para identificarlas, por tanto, se emplean diferentes marcadores negativos y positivos para caracterizarlas fenotípicamente.

Las células madre mesenquimales por lo general carecen de marcadores específicos de la superficie de las células hematopoyéticas, eritrocitos y moléculas de adhesión de células endoteliales y de plaquetas. Expresan niveles variables de antígeno estromal 1 y un grupo de otras moléculas y receptores de adhesión, moléculas de adhesión celular vascular, de intracel molécula de adhesión celular y de antígeno muy tardío. Además, tienen capacidad para diferenciarse en varios linajes mesenquimales, lo que también ha sido empleado como marcador de identidad.

Este método de aislamiento se ha mantenido como el estandarizado en la práctica, la adherencia de las células similares a los fibroblastos al sustrato plástico de las placas de cultivo y de células hematopoyéticas derivadas de la médula, ha sido de utilidad. Otra práctica es la selección negativa para la exclusión de células madre hematopoyéticas y el uso de secciones positivas para algunos marcadores de las células madre mesenquimales para enriquecerlas.

Se ha demostrado que las células madre mesenquimales contribuyen a acelerar la recuperación de pacientes con una enfermedad de injerto contra huésped (EICH) severa y su plasticidad ha sido aprovechada para el tratamiento de pacientes con cáncer, reducir la incidencia de EICH después de un trasplante de médula y promover la recuperación del tejido cardíaco en un infarto de miocardio masivo.

Además, ayuda a la recuperación de pacientes tras esclerosis lateral amiotrófica y de trastornos fatales como metacromáticos leucodistrofia y síndrome de Hurler. Es importante señalar que, si bien, las capacidades regenerativas de las células madre han sido la razón principal por la que se realizan estudios continuos que prueban su efectividad terapéutica, también tienen propiedades inmunomoduladores y ya se examinan sus posibles aplicaciones en una extensa variedad de modelos de enfermedades, incluyendo la diabetes  y diferentes tipos de cáncer.

Para la aplicación de tratamientos con células madre mesenquimales es necesario considerar que sus características y fenotipo varían según su ciclo de paso, condiciones de cultivo y la fuente de células, lo que genera resultados diferenciales. Ello ha generado una búsqueda de la estandarización, principalmente por cuestiones de seguridad de modo que se logren establecer los protocolos terapéuticos adecuados para la atención de diferentes tipos de enfermedades.

En la página web y blog  de https://celulasmadreenmexico.com.mx/, encontrarán más información acerca de las opciones de aplicación de tratamiento con células madre en México para distintos tipos de padecimientos.

El Dr. Juan Manuel Ortega Van Beusekom está interesado en hacer crecer nuestra comunidad de pacientes para ayudarlos a mejorar su salud y calidad de vida, atendidos con trato humano, digno, cordial y amable. Para solicitar información detallada sobre el tratamiento con células madre en México contáctenos al (55) 5573 0824 y (55) 4363 9783 para solicitar información detallada sobre nosotros o dejen sus datos en nuestro formulario con gusto los atenderemos.