Ventajas de tratar la artrosis con células madre mesenquimales

La artrosis es un trastorno degenerativo de las articulaciones que afecta cada vez a más mexicanos debido a su estilo de vida. Algunas causas directas son la obesidad, genética, vejez y tensión repetida en la articulación. El sexo también es un factor, ya que se han reportado en nuestro país más casos de mujeres que hombres. La artrosis causa dolores intensos y evita que las personas no puedan realizar movimientos articulares ni desarrollar varias de sus actividades cotidianas. Por fortuna, el implante de células madre es cada vez más solicitado para tratar esta condición, debido a los múltiples casos que confirman su efectividad.

Recuperen su movilidad articular con las células madre mesenquimales

Hace algunos años, la artrosis era tratada con medicamentos antiflamatorios no esteroideos (AINE) que se combinaban con fisioterapia. En ciertos casos no eran útiles y tenían que recurrir a la cirugía articular. Sin embargo, en la actualidad, los afectados pueden optar por el implante de células madre, gracias a que es cada vez más accesible y aporta varias ventajas.

Esta alternativa para la sanación consiste en el aislamiento de las células provenientes de diversos tejidos, por ejemplo, cordón umbilical, tejido graso o de médula espinal, para que sea posteriormente implantado en la articulación dañada. Entre los beneficios que aporta, destacan los siguientes:

Tratamiento sencillo

Los especialistas, al inicio del tratamiento, evalúan a los pacientes para conocer su estado y el de su articulación. Una vez realizada la evaluación, se determina la cantidad de material celular que se utilizará, que procede de laboratorios certificados y con debido permisos. La terapia de células madre en México, además de ser relativamente rápida, no requiere hospitalización y cualquier persona pude ser candidato, con excepción de quienes tienen dificultades de inmunosupresión y oncológicas.

Combatir el problema de raíz

Si bien los tratamientos convencionales, basados en antiinflamatorios y analgésicos, ayudan a disminuir los síntomas, no tratan el problema de raíz, el cual es la degeneración del cartílago de la articulación. Las células madre mesenquimales, por otra parte, son un gran avance en el mundo de las terapias, ya que su finalidad es regenerar el cartílago dañado mediante el remplazo de los condrocitos (las células de este tejido) sometidos al proceso degenerativos, por condrocitos nuevos.

Alivio del dolor e inflamación

El implante de células madre mesenquimales ha disminuido el dolor derivado de la artrosis de rodilla en más del 90% de los pacientes, según un estudio publicado en la revista Stem Cell Journal, el cual financió el Programa de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Unión Europea. Las células pueden realmente aliviar de manera considerable el dolor crónico, que es la causa de la incapacidad física de los pacientes, lo que elimina la necesidad de recurrir a los medicamentos y la mejora de la calidad de vida.

Mejoras notables del movimiento articular

La artrosis causa limitaciones en el movimiento de las articulaciones, debido a que el cartílago pierde flexibilidad y resistencia ante la fricción provocada por el movimiento. Casi todos los afectados mencionan que tienen que abandonar muchas de sus actividades cotidianas, como realizar las tareas domésticas o correr por las mañanas, debido a que detectan una sensación de oxidación o pesadez, que provocan que las articulaciones no respondan ante el movimiento deseado.

El implante de células madre mesenquimales puede incrementar la capacidad motriz de la articulación afectada gracias a que regenera las células, cuya función es proporcionar resistencia y elasticidad al cartílago.

Si están interesados en recibir un implante para tratar su artrosis, visiten una de las mejores clínicas de células madre en México dirigida por el Dr. Juan Manuel Ortega Van Beusekom. Comuníquense al (55) 4363 9783, (55) 5573 0824 o completen el formulario para agendar una cita.